plagiosos.com
Share |

¿Plagio poema?

By: adminWEQ1 on 02/25/14

El poeta panameño Justo Aldú, en su blog llamado Poemas del Alma, en el año 2011 publicó su poema titulado "A esa hora te recuerdo".

http://www.poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-120781



El martes 18 de febrero de 2014, la poeta chilena María Mercedes Castro, en el blog Desde mi puerto, publicó el poema "Como la primera vez".

http://desdemipuerto.ning.com/profiles/blogs/a-sta-hora-te-recuerdo/edit

Para su visualización en Desde mi puerto, se requiere inscripción.

Seis días después, en las redes sociales, Justo Aldú hizo públicas las similitudes de "Como la primera vez" (2014), con su poema "A esta hora te recuerdo" (2011).

Ingrata sensación y recuerdo posee en este momento Justo, ante la evidente enorme similitud descubierta.

Comparen:
 
A ESTA HORA TE RECUERDO. Justo Aldú.
 
El tiempo derribó los alerces,
pero no los pinos
preñados de  tus pasiones.
Cuando la madrugada se desplomó
una hoja titubeo y bailo lentamente,
tú seguiste como siempre
en el fresco olor de la mañana
y yo…, yo detrás aturdido,
embelesado por  tu amor
y buscando como siempre nuestro destino…
 
Lástima que hoy no pueda sentirte
y apagar el misterio en tus brazos,
poniendo nombre a tus suspiros
y a  tus soledades.
Ya no queda más que esperar la última ronda
y brindar por el designio del oráculo de vida
sin siquiera hurgar los trechos
a la rivera de tu cuerpo en llamas.
Eso me estremece la sangre.
Tal vez otra estación pase sin ti
y se asome el caprichoso juego del sol entre el ramaje
con un taciturno silencio
Yo seguiré como un ciego loco buscando tu estrella
entre los brazos dorados que se asoman.
 
Ayer el ruido de la lluvia no cambió,
ni cobro el cielo otro matiz,
El color gime sabes?
Así como gime el rojo de tus besos
o el gris de tu llanto
brotando de esos bellos ojos claros.
 
El tiempo se escapa lentamente
en el umbral del día
nada importa quién soy
una larga avenida
un pedacito de amor
 
A ésta hora te recuerdo…

COMO LA PRIMERA VEZ. María Mercedes Castro.

El tiempo derribó los bosques
Pero no pudo derribar los pinos
Preñados de tu presencia y tus pasiones,
Cuando la madrugada se desplomó
Las hojas titubearon y bailaron lentamente,
Tú seguiste como siempre en el suave aroma de la mañana,
Y yo…, seguí embelesada, aturdida sintiendo tu amor,
Buscando con afán, nuestro destino…
 
Es una lastima que no pueda sentirte
Y apagar tus palabras con un beso
Poniendo nombre a tus suspiro, a tus soledades
Ya no queda más esperar la última hora para hacer un brindis,
Por los designios del oráculo de la vida
Sin siquiera estrecharnos en un abrazo,
Sintiendo nuestros cuerpos enardecidos
Tal vez pase sin ti el verano
Hasta que se vaya el calor del sol
Y entre el ramaje con un taciturno silencio
De nuevo vuelvas a llenar el vacío, que me dejo tu amor
 
Yo seguiré aquí esperando tu vuelta, buscando tu estrella
Sabrás que mi amor por ti no ha cambiado
Entre los brazos dorados que se asoman
Y el ruido de la lluvia no te aparto de mí,
Ni cobró el cielo otro matiz,
Nada cambiará aquí sabes?
El tiempo escapará lentamente
En el umbral del día,
Nada importa quien soy, una hoja al viento
Un pedacito de amor
 
A esta hora te recuerdo… como la primera vez.